Contenido: 15 ml

El aceite esencial de lavanda se caracteriza precisamente por ser uno de los que más propiedades nos ofrecen para el bienestar personal. Es versátil y ambienta nuestro ecosistema como ningún otro.

Entre sus propiedades destaca su acción antiinflamatoria y antiespasmódicas ya que se usa para tratar problemas respiratorios como bronquitis, asma, tos, congestión nasal etc.. También es un excelente relajante recetado para tratar los desequilibrios del sistema nervioso.

El aceite esencial de lavanda cuenta también, con propiedades diuréticas que favorece la eliminación de líquidos y sustancias nocivas para el organismo.

100% Lavandula angustifolia Primera presión en frío, 100% puro