Uno de los productos naturales más potente como desinfectante e higienizante es el aceite de árbol de té. Se caracteriza por ser bactericida, antifúngico y antiviral. Entre sus posibles usos caben la curación de espinillas (2-3 veces al día), prevenir y eliminar piojos añadiendo gotas al champú, contra infecciones por heridas, ginecológicas y orina, infecciones de garganta, encías y/o halitosis (con enjuagues de agua y unas gotas de árbol de té), dermatitis, herpes… Regula la grasa del cuero cabelludo, elimina los malos olores de todas las superficies, evita los insectos en el hogar y en nuestras mascotas. Un todo en uno que no puede faltar.

Tea tree oil (100%). Proceso de extracción por destilación. 100% puro